Ley del Uno Sesion 10 Atlantida y Lemuria


Ley del Uno Sesion 10 Atlantida y Lemuria
EL TOMAR CONCIENCIA TE DA ALAS·MARTES, 27 DE NOVIEMBRE DE 2018·3 MINUTOSLeída 8 veces
“…INTERROGADOR: Me preguntaba sobre el advenimiento de las
civilizaciones de la Atlántida y Lemuria, ¿cuándo aparecieron estas
civilizaciones, y de dónde llegaron?
RA: Soy Ra. Esta va a ser la última pregunta de la sesión. Las
civilizaciones de la Atlántida y Lemuria no eran una, sino dos. Primero,
veamos a las entidades de Mu.
Eran seres de una naturaleza un tanto primitiva, pero con distorsiones
espirituales muy avanzadas. La civilización formó parte de este ciclo y se
experimentó en sus inicios, hace aproximadamente 53.000 de vuestros
años. Fue un lugar útil e inofensivo, que quedó sumergido bajo el océano
durante un reajuste de las placas tectónicas de vuestra esfera, sin que
mediara acción alguna por su parte. Los que sobrevivieron se
encaminaron lejos y alcanzaron muchos lugares de lo que llamáis Rusia,
Norteamérica y Sudamérica. Los indios por los que habéis llegado a
sentir cierta solidaridad en vuestras distorsiones de complejo social son
los descendientes de estas entidades. Al igual que el resto de encarnados
de este ciclo, llegaron de cualquier otro lugar, aunque estas entidades en
concreto procedían en su mayor parte de un planeta de segunda densidad
que experimentó ciertas dificultades para alcanzar las condiciones de vida
de tercera densidad debido a la edad de su sol. Este planeta era de la
galaxia Deneb.
La raza atlante fue un complejo social muy conglomerado que comenzó a
formarse hace aproximadamente 31.000 años en el pasado de vuestra
ilusión de continuidad de espacio/tiempo. Fue de crecimiento lento y de
naturaleza muy agraria hasta hace aproximadamente 15.000 de vuestros
años, cuando alcanzó rápidamente un gran conocimiento tecnológico
que le posibilitó utilizar la infinidad inteligente de manera instructiva.
Podríamos añadir que también hizo uso de la energía inteligente
manipulando profundamente las emanaciones naturales del rayo índigo,
o pineal, de la energía divina o infinita. De esa forma pudo crear formas
de vida, y así comenzó a hacer, en lugar de sanar y perfeccionar sus
propios complejos mente/cuerpo/espíritu, inclinando sus distorsiones
hacia lo que podríais llamar el lado negativo.
Hace aproximadamente 11.000 de vuestros años, la primera guerra,
como así lo llamáis, motivó que aproximadamente el cuarenta por ciento
de esa población abandonara la densidad mediante la desintegración del
cuerpo. El segundo y más devastador de los conflictos ocurrió hace
aproximadamente 10.821 años en el pasado de vuestra ilusión. Este creó
una configuración de cambio en la Tierra y la mayor parte de la
Atlántida dejó de existir tras su inundación. Tres de los grupos de
atlantes de orientación positiva partieron de aquel punto geográfico antes
de la devastación, situándose en las zonas montañosas de lo que
denomináis el Tíbet, Perú y Turquía….”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *