Ya sabemos lo que va a pasar? Seamos proactivos…!!

Activar/desactivar Audio

En este audio cor-tito los impongo de la situación (según mi leal saber y entender) y los invito a tomar las mínimas medidas necesarias para no tener que “tribular” como ellos nos anuncian de diversas formas. A continuación los vídeos complementos

Según la Universidad de Northwestern, la inseguridad alimentaria se ha triplicado como resultado de la pandemia.

La crisis económica intensificada por la pandemia de Covid-19 sigue haciendo estragos en estados Unidos, donde unos 27 millones de personas han solicitado ayuda gubernamental por desempleo, según cifras del Departamento del Trabajo.

Una muestra es que miles de personas hicieron fila en sus autos en Dallas, estado de Texas, este sábado, para recibir comida del Banco de Alimentos del Norte de Texas (NTFB por sus siglas en inglés) antes del feriado de Acción de Gracias de la próxima semana. La organización aseguró que la entrega de comida fue la más grande hasta la fecha.

Más de 6.000 autos y unas de 25.000 personas fueron atendidos por los voluntarios y el personal del banco de alimentos durante el evento de alrededor de cinco horas, según dijo a la prensa local Anna Kurian, Directora de Marketing y Comunicaciones del NTFB.

El banco de alimentos distribuyó 600.000 libras de comida, incluyendo 7.280 pavos, a las familias durante la jornada “Despensa Móvil”. Las imágenes del evento mostraban filas masivas de coches esperando para recoger comida y trabajadores empacando vehículos con cajas y bolsas de provisiones.

De marzo a septiembre, la organización distribuyó más de 63 millones de comidas, un aumento del 45 por ciento en comparación con el 2019. Proporcionó más de 60 millones de libras de alimentos en ese tiempo, marcando un aumento del 72 por ciento con respecto al mismo período del año pasado.

Kurian dijo que el banco de alimentos ha visto un aumento de la necesidad en todas las agencias de su red de alimentación desde el comienzo de la pandemia, con al menos el 40 por ciento de las personas “que entran por las puertas” siendo “nuevas para ellos y debido a Covid-19”.

Un informe del Instituto de Investigación de Políticas (IPR) de la Universidad Northwestern en junio informó que la inseguridad alimentaria se había duplicado en general y triplicado para las familias con niños como resultado de la pandemia, basándose en los datos de la Encuesta de Pulso en los Hogares de la Oficina del Censo de los Estados Unidos.

Aun así, el actual Gobierno estadounidense, liderado por Donald Trump, ha limitado su apoyo financiero a las familias que peor han sufrido los efectos negativos de la pandemia

Abogado plantea como hacer para no ser vacunado a la fuerza

Como preparar Sampa el alimento que te va a salvar

Una sola ración de SAMPA equivale a un almuerzo o cena,se almacena cocido,o sea,no necesitarás hacer fuego para alimentarte,se hace con granos económicos de tu elección ,es muy facil de hacer ,puede durar mas allá de los diez años a pedido de muchos ,este es el tutorial de como elaborar esta mágnifica comida de Supervivencia para afrontar lo que llegará Ingredientes que use 200 gramos de porotos (frijoles) pueden ser blancos,negros rojos,etc 200 gramos de Maní(cacahuate) si lo mueles demasiado fino se hará una pasta que como veras en el video es como lo prefiero 200 gramos de garbanzos 200 gramos de maíz,puede ser de cualquier variedad 200 gramos de lentejas 200 gramos de soja (soya) 200 gramos de trigo 1 kilos de Miel 1 Kilo de platáno(DESHIDRATADO),como en esta zona no se consigue usé bananas deshidratadas,en el video verás como deshidratarlas POR CADA KILO DE GRANOS MOLIDOS SE UTILIZA 1 KG DE MIEL Y POR CADA KILO DE GRANOS MOLIDOS 1 KG DE PLATÀNO O BANANAS DESHIDRATADAS  La cantidad es determinada por él número de personas que tomarán parte en la preparación y posterior repartición del Sampa.

Por ejemplo, en un grupo compuesto por una quincena de integrantes, se puede tomar como medida básica 5 kilogramos para sacar alrededor de 1.700 pelotitas (bolitas) de Sampa y en su repartición llega a cubrir un poco más que un centenar de pelotitas a cada persona. Es importante que se respete la proporción de 1 a 1 entre todos los granos, es decir si se establece como medida básica 1 kilogramo, deberá ser 1 kilo de frijoles, 1 de garbanzos y así sucesivamente para todos y cada uno de los componentes. Si se toma como medida básica 3 kilogramos, deberá ser, 3 kilos de frijoles, 3 kilos de garbanzos, tres kilos de lentejas y así para todos los ingredientes. Nota: El plátano verde: Para obtener 1 kilogramo útil de plátano hay que pelar 5 kilos de plátano verde por lo tanto si por ejemplo se establece como medida básica 5 kilos, hay que pelar 5×5 igual 25 kilogramos de plátano verde para obtener la cantidad requerida, luego se corta en tajadas para poderlo tostar antes de molerlo (se puede utilizar plátano Deshidratado así acortamos tiempos y es una manera mas sencilla de realizar) La miel: Por lo general la miel es utilizada en proporción de 1 a 3 es decir, si se establece como medida básica 1 kilo, la cantidad de miel necesaria para amalgamar el Sampa es de 3 kilogramos si se establece una medida básica de 5 kilos la cantidad necesaria es de 5×3 15 kilogramos de miel pura: sin embargo en el momento de la preparación del Sampa el sentido común sugerirá la cantidad exacta de miel a utilizar, ya que las pelotitas no deben quedar ni demasiado secas, por que podrían desmoronarse enseguida, ni demasiado empapadas, ya que tardarían mucho tiempo en secarse o podrían deformarse o aplastarse en el momento de ser almacenadas.

1. Tostado: Todos los ingredientes serán tostados por separado, ya que cada uno tiene su grado de tostadura especificado. El plátano una vez cortado en tajadas puede ser secado al sol si es que tiene la posibilidad de hacerlo. Si no, simplemente se le puede tostar en el horno de una estufa para luego molerlo. 2. Moledura: Se muelen los ingredientes separadamente uno del otro ya que cada uno tiene su grado de dureza específica (el maíz es él mas duro de moler) utilizando un molino manual tipo corona. 3. Mezcla: Al tener todos los granos y el plátano molidos se juntan todas las harinas dependiendo de la cantidad en uno, dos o más recipientes no de metal, sino de plástico, poniendo cuidado en tratar de hacer una mezcla lo mas uniforme posible. 4. Amalgama: Al estar bien mezcladas todas las harinas se empieza a amalgamarlas (mezclarlas) gradualmente con la miel. Sé ira amasando manualmente toda la mezcla hasta obtener la consistencia deseada, procurando no dejar pequeñas peloticas de harina sin miel. 5. Bolitas: Al tener toda la masa lista, bien amalgamada, ni muy seca ni muy empapada, se hacen manualmente pequeñas bolitas del tamaño aproximado de una pelota de golf o de ping pong ( HAY OTRA MANERA DE HACERLA ES EN TABLETA TIPO CHOCOLATE ) esta puede ser mas fácil de guardar para ahorrar espacios. 6. Secado: Al terminar de hacer las bolitas, se les dejará secar en un sitio adecuado y posiblemente a la sombra poniendo cuidado en cubrirlas con un paño o tela que impida que los insectos sobre todo moscas puedan depositar allí sus huevecillos, dañando así su trabajo de muchos esfuerzos. Un buen secado se obtiene cuando las bolitas de Sampa tengan una consistencia no muy dura y presenten cierto grado de maleabilidad sin ser demasiado pegajosas.  

Conservación

Una vez obtenido un buen secado se pasa a la conservación. Se recomienda almacenar las bolitas de Sampa en recipientes de vidrio posiblemente de boca ancha que además de asegurar una buena conservación natural, permiten un acceso fácil a la hora de ir por ellas, sin embargo también puede utilizarse un recipiente de plástico… Ambos tipos de receptáculos deben quedar cerrados herméticamente cerrados para que no haya aceleración en el proceso de deterioro de las bolitas al ser expuestas al aire. Un Sampa bien preparado que haya tenido un buen secado, lejos de mosquitos y de insectos y que haya sido bien almacenado, llega a conservarse perfectamente comestible por un lapso de no menos de cuatro años  

Consumo

El Sampa es un alimento altamente energético. El consumo de una bolita de Sampa es el equivalente a una de las tres comidas que normalmente consumimos en un día, por lo tanto con la ingestión diaria de tres bolitas de Sampa no se necesita consumir ningún otro alimento, ya que ellas solas suministran al organismo la energía necesaria y suficiente para su desenvolvimiento funcional durante el día. Se recomienda en fin que todas las personas que participan de la repartición final de las bolitas estén presentes y participen directamente en todas y cada una de las fases de preparación de las mismas, en especial en la fase de amalgamiento de la mesa con miel, ya que durante ese proceso, se estará trasmitiendo al empacar, la energía de todos y cada uno de los componentes del grupo De esa forma la energetización del Sampa será mucho mayor y mayores serán los beneficios al momento de consumirlo.

Regresando a lo básico
Hablemos ahora sobre las necesidades personales; yo sé que ya habéis comprendido el mensaje de este libro, pero quiero dirigirme a los “demorados”; sabéis muy bien quiénes sois. Habláis con propiedad acerca de la preparación para los días que vienen, platicáis sobre esto en el mejor restaurante, ¡pero no habéis hecho absolutamente nada al respecto! ¿Cómo puedo llamaros la atención en cuanto a este punto? ¿Cómo puedo haceros comprender que la preparación es esencial para poder sobrevivir? La prioridad número uno de vuestras vidas, en este momento, debería ser almacenar comida – eso es lo principal: ¡Almacenar comida! ¡COMIDA! ¡COMIDA! ¡COMIDA!
El almacenar comida no es sólo una defensa contra una economía que va en declive; es la seguridad de poder comer cuando la naturaleza ocasione los cambios. Almacenar comida es lo más importante, pues
se puede tener todo el dinero del mundo, toda la ropa del mundo; sí, se puede tener toda la plata y todas las inversiones del mundo, o todas las obras de arte, o diamantes, esmeraldas, rubíes, hasta una pintura valiosa,
pero tales cosas no son comestibles. Si vuestro corazón está sobre esas posesiones, vais a morir de hambre y alguien vendrá con un fardo y se llevará todas vuestras joyas y las obras de arte – ¡probablemente ese alguien será el que sí guardó comida!
Almacenar comida – lo sé, lo sé; no es algo muy glamoroso. Es algo de lo que no se habla en público; en vuestras reuniones sociales no es muy chic hablar de alimentos conservados o de cuánto tiempo se
conserva el trigo en la alacena. Pero escuchad: ¡Sin comida todo lo que os he enseñado hasta ahora no tendría significado, porque no podréis sobrevivir! Este conocimiento os debe convertir en hacedores, no en
parásitos vividores que dicen: “Lo sé todo; leí el libro”. Si os quedáis de brazos cruzados sucumbiréis a los duros días que vienen.
No importa desde cuál lado se mire; lo primordial ahora es almacenar comida, lo que consumas en dos años tú y los que dependan de ti. Y escucha: Si ya has almacenado comida para dos años no te sientes a
decir: “Ya lo hice”, mientras las naranjas crecen en tu huerta y las manzanas caen y se pudren en el suelo.
No se trata de almacenar lo suficiente para dos años y sentarse a descansar; no, hay que aprovechar la abundancia, pues no será siempre así.
Y algo más: semillas, colocad semillas en envases herméticos y almacenadlas; sí, todas las que creáis que se puedan sembrar, aun aquellas que no son comunes a vuestra área, porque los tiempos están
cambiando. Y cada vez que tengáis la oportunidad, comprad un árbol, hacedlo con toda prontitud. Plantad todos los árboles frutales que podáis a vuestro alrededor.
Eso en cuanto a la comida. En segundo lugar, deberíais obtener oro y plata en monedas o en barras, pero preferiblemente en monedas. Si no tenéis suficiente dinero para comprar oro, entonces buscad plata,
pues son cosas tangibles que van a aumentar en valor. Adquiridlas ahora, mientras podáis.
Hablemos sobre la propiedad, mas no de condominios en la ciudad, porque en los días por venir, las ciudades serán los lugares más peligrosos para vivir. Aun hoy por hoy, no son lugares seguros.
Salid de la ciudad, comprad tierra cerca de pueblos pequeños. No debéis ir tan adentro en las montañas, donde nadie
os pueda ver. Comprad tierra que produzca; tierra que no solamente os mantenga, sino que os brinde la oportunidad de canjear productos en los días por venir. ¿Comprendéis?
Ahora, ¿por qué les digo a los citadinos que abandonen la urbe? Porque cuando lleguen los cambios en la Tierra, las reservas de agua serán envenenadas – con sólo una gran cremallera que se abra se
envenenará el agua que está debajo de la tierra y las partes principales de agua subterránea se verán afectadas. Las cremalleras que exploten destruirán las plantas nucleares, y habrá hambre, una consecuencia
lógica después de los cambios del clima. ¿Dónde sembraríais comida en la ciudad? Las ciudades serán los lugares más peligrosos para vivir; es mejor salir de ellas.
Más y más personas iluminadas se mudarán al campo, lejos de la gran ciudad. Muchos harán el cambio después de leer este libro, otros sentirán la urgencia de hacerlo. Una vez adquirida la tierra, habréis
dado el siguiente paso para sobrevivir; nunca se pierde dinero cuando se compra tierra, nunca; tampoco se pierde al auto-abastecerse. Con la plata y el oro tampoco se pierde, así que de ninguna manera estáis
destruyendo vuestra fortuna.
Veamos ahora, cómo puedo sacaros de la ciudad. Si vivís y trabajáis allí ahora, buscad la forma de arrendar un lugar en la ciudad y preparaos para comprar tierra fuera de la ciudad, tierra que sea propia. Se
puede considerar como una inversión. Si tenéis propiedad en la ciudad, mi consejo es que solicitéis un buen préstamo apoyado en esa propiedad, pero comprobad que los términos del contrato garanticen su invalidez
en caso de catástrofe natural, así que nadie pueda reclamar vuestras pertenencias si la propiedad sufre pérdida. Con hipotecas sobre vuestra casa en la ciudad podéis comprar tierra en el campo; hacedlo.
El siguiente paso sería observar qué falta. Buscad herramientas, todo el equipo que os pueda ayudar en casos de emergencia, tales como la falta de electricidad. ¿Qué haríais sin electricidad? Estáis acostum-
brados a apretar botones para que funcionen todos vuestros aparatos. Maestros: actuad como si no hubiera electricidad y preparaos para vivir de tal modo; mientras tanto, esperad hasta que aquel inventor en un país lejano perfeccione su sistema de energía solar y lo podáis usar en vuestros hogares.
Adquirid todo el equipo necesario para “atrincherarse” y poder continuar viviendo. ¿Y qué haréis una vez hayáis hecho todos los preparativos necesarios? Bueno, ciertamente podréis decir: “Estamos listos,
venga lo que venga”. Magnífico; os felicito, porque no hay nada más grandioso que la paz mental.
Al vivir esclavos de las deudas se paga un precio muy alto, y no necesariamente en pesos, sino en ansiedad, tensión y preocupación. Es bueno salir de todas las deudas, pues ser soberano significa tener paz
mental. En los días por venir no es sensato tener deudas, porque os impondrán la tarjeta, la marca de la bestia, aunque no la queráis.
Paz mental es saber que podéis dormir tranquilos porque estáis preparados. El temor, la ansiedad y la tensión vienen del saber que no se está preparado. Si significa que tenéis que controlar vuestro voraz
apetito, hacedlo. Cuando hablo de apetito, no me refiero a la comida, sino de todas las cosas que consideráis imprescindibles en vuestras vidas; estableced la diferencia entre la necesidad personal y los
caprichos, porque la diferencia puede significar la supervivencia.
Y si después de haber seguido todos estos consejos os sobra dinero, comprad más tierra; si tenéis suficiente oro y plata hasta el año 2042, comprad tierra, pero no en la ciudad, sino en lugares donde se
pueda cultivar. Y si todavía os alcanza el dinero, ayudad a vuestros hermanos a que se ayuden a sí mismos, porque algunos entre vosotros sois muy afortunados mientras que otros están luchando por alcanzar el
genio. Muchos sois hacedores, dignos de ayuda, mas otros no están haciendo nada, así que no merecen ninguna ayuda.
Si lográis comprar tierra, almacenar comida y reunir equipo necesario, podréis sobrevivir a cualquier cosa, desde la naturaleza hasta los Hombres Grises y no tendréis que tomar la tarjeta; no la necesitaréis
para pagar ni para sostener la familia. Podréis decir: “No, no la tomaré, puesto que no tengo que generar capital para vender o comprar. Soy autosuficiente”.
Y a todos aquellos que os encontráis en la transición, haciendo un esfuerzo por lograr todo esto, os
digo que recibiréis ayuda. Hay una fuerza que os ayudará, pero tendréis que abrir vuestro propio entendimiento y convertiros en hacedores, no porque estéis aterrados, sino porque dentro de vosotros está la
emoción. Al estar alineados con esa emoción, recibiréis ayuda. Os lo aseguro.
Los que cuentan con familias que no ven todo esto como una verdad, se colocan en una posición peligrosa si permanecen con ellas y si se trata de relaciones personales y tú te estás guiando por el Señor
Dios de Tu Ser pero alguien te está reteniendo, ¡deja a esa persona y sigue adelante!
¡Los bancos! ¿Recordáis que muchos de ellos ya tienen listo vuestro número? Preguntadles si es así.
Y os aconsejo usar la tarjeta solamente si es el único vehículo que tenéis para transferir papel moneda. No compréis oro en los bancos, porque ellos tienen todos vuestros datos personales.
Si hacéis estas cosas, sobreviviréis a todo lo que viene. Y lo haréis con dignidad y con libertad; sin comprometer vuestra inteligencia y sin prostituir vuestra verdad. Simplemente habréis recobrado aquello
que perdisteis en la Revolución Industrial, o sea la soberanía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *