Estructura de poder 2

Estructura de poder 2

La raza “abejoide”


Hace ya varios meses que hicimos nuestra primera introducción más detallada a las seis principales razas que gestionan el sistema de vida en el planeta, siendo asimoss la “directora” de todas ellas. Si recordáis, en este artículo sobre los dos primeros círculos de poder pusimos esto:
En el segundo nivel de este sistema de control, hay seis miembros, o seis “sillones”, uno para cada raza que está en la Tierra como parte del sistema de gestión planetario: amoss (Dracos), alomiss (mantis), zuls (insectoide), animiss (hormigoides), un asiento para un humano “original” (del que ahora hablaremos) y un “asiento” para una raza con características “caninas”, proveniente de lo que conocemos como Sirio, y que son quienes tuvieron contacto con la tribu de los Dogón, en África, famosa por sus conocimientos astronómicos sobre este sistema estelar. Como esto puede empezar a rallar la ciencia-ficción para algunos y activar programas no deseados que desechen el resto del paquete de datos del artículo, solo diremos que existe esta sexta raza o especie, que también colabora con asimoss y demás, proveniente de un punto diferente al que provienen todas las otras, y que lleva en nuestro planeta algo menos tiempo que las principales que ya conocemos, habiendo establecido acuerdos con las otras cinco a cambio de poder explotar los recursos del planeta para sus necesidades en origen.
En todo caso, este grupo se denominan así mismos “Olslar”, que, como veis, ya no se parece en nombre a las otras, pues provienen de una constelación diferente. El hecho de que varias de las razas anteriores usen nombres que empiecen por “a”, tiene que ver con que todas ellas conocen su constelación de origen con el nombre de “Amiris”, y de ahí esas auto-denominaciones que empiezan de forma similar…
Pocas semanas después, cuando el año pasado estábamos tratando de expulsar a REC del planeta a través de las diferentes iniciativas puestas en marcha por nuestros YS y aquellos que nos asisten decíamos:
A día de hoy, algo menos de un 20% de todos los miembros de las seis principales razas que ya conocemos están fuera del planeta, en el vertedero solar, o han huido de la Tierra hacia sus planetas de origen, especialmente la última que habíamos explicado, que se autodenominan “Olslar”, y que, por ser las que menos relación tienen con asimoss, y las últimas en llegar, son las que menos interés tienen en desaparecer…
Así que, como comentamos en aquel momento, la raza que se autodenomina Olslar (en Irdin) abandonó por completo nuestro planeta cuando vieron que la extracción masiva que pusimos en marcha iba en serio (aunque no se pudo completar. y estamos en la situación actual que ya conocéis por las contraofensivas de REC contra aquella iniciativa). Sin embargo, la partida o huida de este grupo dejó un “asiento” vacío en el segundo círculo de control de la estructura de REC, con lo que tenía que reemplazarse con algún miembro de alguna otra raza.
Razas “menores” que suben de “posición”
Así que asimoss lo que han hecho, con la aprobación del resto de REC, ha sido “promocionar” a una de las razas “menores” que han estado colaborando con ellos desde hace mucho tiempo pero que, ni por número de individuos, ni por su intervención sobre el planeta o sobre la humanidad, han tenido tanto impacto ni son tan conocidas ni notorias como las otras cinco principales. ¿Y de quiénes se trata?
Se trata de una raza que tiene características “abejoides”. Esto ya puede sonar raro, o no, total, ya conocemos a alomiss, que son parientes lejanos de nuestras mantis religiosas, a animiss, evolucionadas en su origen desde lo que nosotros conocemos como hormigas, o zuls, nacidos de diferentes tipos de insectos y convertidos en especie auto-consciente y muy avanzada hace millones de años, así como amoss y asimoss nacidos de saurios y reptiles hace eones. Por lo tanto, otra raza, esta “abejoide” es la “nueva” integrante del segundo nivel de poder en el planeta.
¿Quiénes son y que hacen aquí?
Esta especie, que se autodenominan a ellos mismos Rasihs, en Irdin, y es como nuestros guías se refieren a ellas, han estado colaborando con asimoss en otros lugares de nuestra región “galáctica” a cambio de recursos naturales para su planeta de origen, especialmente plantas de diversos tipos y semillas. Puesto que la Tierra es un planeta creado con el propósito de servir como reserva “galáctica” de todo tipo de flora y fauna, cualquier tipo de especie floral que necesites en muchos miles de años luz a la redonda la tienes en nuestro planeta, por lo que, a cambio de poder tener acceso a ellas, los Rasihs aceptaron colaborar como “mensajeros” e intermediarios entre las diferentes bases y centros de operaciones de las otras cinco razas, tanto a nivel intra-realidad (dentro de cada una de las realidades de la Tierra) como “inter-realidad” (desplazándose entre las 16 realidades “paralelas” que existen en nuestro planeta para coordinar el trabajo de REC en todas ellas).
Es por ese motivo, que, quizás, no tantas personas han hablado, visto o percibido a algún miembro de esta especie, no trabajan tan directamente “con nosotros” (contra nosotros) sino como operativos de gestión para la coordinación de los círculos de poder de nivel 1 y 2, y ahora, después de que quedara vacante una posición en este segundo nivel, han recibido un “asiento” de poder dentro de este círculo.
Nada por nuestra parte que vayamos a hacer al respecto, al menos de momento (por parte de nuestros YS), es conocimiento para empoderar a la humanidad, para que mas o menos sepamos qué sucede “entre bambalinas”, aunque siga sonando a ficción para muchas personas o se activen muchos programas de incredulidad en las esferas mentales. Esto último es normal, pues precisamente nos los pusieron para ello, y así la mayoría de la humanidad desechamos rápidamente todo este tipo de información, si veis que eso os sucede, recordad cómo podéis comprobar todo por vosotros mismos.
Lo importante es mantenernos mínimamente al tanto y conscientes de lo que pasa en el “mundo que no vemos” y es interesante que conozcamos también al nuevo “miembro” de este “consejo” de nivel 2 del planeta para que podamos ir explicando más sobre ellos en futuros artículos. También así podremos monitorizar sus acciones y movimientos, ahora que ya han dejado de ser tan “anónimos” como eran antes y pasan a trabajar bajo órdenes directas de asimoss más “hacia nosotros” y, por lo tanto, se encuentran sometidos a más estrecha vigilancia por parte de nuestros YS y el resto de fuerzas de la naturaleza por ello

La pandemia mundial del gasto militar corre a $4 millones de dólares por minuto https://t.co/7WczyyGT11

— mente alternativa (@mentealt) May 8, 2020

16. Funcionamiento interno del sistema de control de los círculos de poder del 3 al 10

Ya conocemos grosso modo la estructura de los diferentes niveles de poder creada por asimoss y amoss, principalmente, desde los albores de la creación de la humanidad, perfeccionando y apuntalando las técnicas, procesos, herramientas, componentes y elementos que les mantienen en control, al menos lo suficiente, para poder gestionar todo el planeta y a la raza humana en el mismo.

Así como hemos explicado un poco sobre el origen de asimoss y cómo llegaron a nuestro planeta y a adecuarlo a sus necesidades, entremos también más en detalle en cómo funciona la comunicación y coordinación entre el resto de niveles “humanos” que ya conocemos y que hemos abordado y desarrollado en el libro anterior de esta serie de Dinámicas de lo Invisible.
Hemos mencionado con detalle cómo se llegó a formar el tercer y cuarto círculo de poder, con integrantes de las llamadas “12 tribus de Israel” tras el pacto de Moisés con Enlil-Yahvé a cambio de la cábala[5] y la sumisión de toda la humanidad a asimoss. También hemos mencionado cómo es posible que haya un “humano” en el segundo círculo de poder, junto con las otras razas presentes en el planeta, como vestigio de los primeros clanes y tribus que, mucho antes de la existencia del homo sapiens, antes de la existencia de los miembros actuales del nivel 3 y 4, fueron puestos en esa posición de intermediarios entre asimoss y los lhumanus.

Esta posición de poder sigue igual, es decir, sigue habiendo un “humano” (aunque solo de nombre y apariencia) en ese “asiento” y, por debajo, siguen respondiendo ante él los miembros más destacados de las tribus hebreas que hace unos pocos miles de años se hicieron con la gestión y el poder sobre toda la humanidad. ¿Cómo era el sistema de control antes de la creación de este tercer y cuarto nivel? ¿Qué sucedía en la época sumeria o en épocas anteriores de las que tenemos poca o nula información? ¿No había una estructura tan clara de gestión de la humanidad?
En general, no estaba tan definida. Antes de la creación de la estructura actual, con la llegada de Moisés al liderato de una de sus tribus y clanes y toda la subsecuente historia que ya hemos explicado, asimoss gobernaban más directamente y casi a su antojo, por áreas de influencia, las diferentes regiones del planeta donde existían puestos avanzados de trabajo para la humanidad o zonas de residencia de la misma. Esto ha sido un poco lo que ha propiciado también el desarrollo de las religiones politeístas, pues al haber tantos asimoss y amoss convertidos en “dioses” por tantas partes del mundo, y cada “dios” era responsable de un área, de una zona o de un grupo en concreto, realmente tomaban roles y posiciones en los que las batallas mitológicas de las deidades de la antigüedad no eran más que las rencillas entre miembros asimoss de uno o varios clanes rivales o el intento de usurpase mutuamente el poder unos a otros. Pero el crecimiento en número de la humanidad hizo inviable este sistema de gestión y les debilitaba mucho, con lo que con sus acuerdos y desacuerdos, avenencias y discrepancias, finalmente asimoss y amoss se repartieron las cuotas de poder principal junto con Zuls, alomiss, animiss y otras razas menores, y acordaron crear un único sistema de gestión de la humanidad global bajo su coordinación. De esta manera, se establecieron los niveles 1 y 2 y dieron un asiento de “gobierno” al miembro lhumanu del clan más antiguo existente en aquel entonces, que no ha abandonado su cargo hasta ahora como hemos explicado en el libro anterior, y luego construyeron los niveles tres y cuatro cuando estuvo claro que el control de los seres humanos iba a estar en manos del pueblo hebreo y que estos obedecerían las órdenes de su “dios”, Enlil, convertido en Yahvé-Jehová para tal función. Aquellos asimoss o amoss que no estuvieron de acuerdo con esta repartición del poder, sobre todo los partidarios de Enki, siguieron “molestando”, organizando sus revueltas o tratando de darle la vuelta a este poder de los partidarios de Enlil, pero, al final, y por una causa común como era la gestión y posesión del planeta Tierra, la explotación de sus recursos y la humanidad, más o menos siempre se llegaban a acuerdos para poder sacar adelante todos los planes que seguían en marcha para usar la Tierra como campo base y muchas otras funciones que nuestro planeta les facilitaba. Y si el nivel 3 y 4 ya sabemos cómo nació y de dónde se origina. ¿Cómo llegaron los actuales linajes reales a ocupar el quinto círculo de poder que en estos momentos ostentan? Es difícil aceptar que un rey o reina actual, de las monarquías de los países que las mantienen en sus códigos, leyes y estructuras legales tenga algo que ver con un sistema de control de la humanidad. Es difícil aceptarlo porque les vemos en la televisión, salen por las noticias, se les puede ver en recepciones oficiales y, en general, tienen aspecto de personas “normales” que han heredado un título de sus ancestros cuando el sistema de vida en nuestra sociedad era un sistema de reyes y monarcas que sometían pueblos y territorios y hacían y deshacían las vidas de sus súbditos a su antojo. De alguna manera, eso sigue siendo así, pero camuflado y bajo una apariencia de normalidad democrática y con unas instituciones de “estado” que les dan legitimidad. Y decimos en apariencia porque, detrás de todo eso, sigue habiendo un poder real que se “salta” en todo lo importante a los gobiernos y que trabaja parcialmente “en la sombra”, sin que esto signifique que están ocultos al público, todo lo contrario, sino que tienen unas funciones heredadas de sus cargos que les facilitan la gestión de todas unas estructuras mundiales y les hacen ser “puente de paso” para las órdenes recibidas desde los niveles 3 y 4 hacia los niveles 6 e inferiores. Esto quiere decir que un rey o reina no le dice al presidente de gobierno de turno las leyes que tiene que aprobar, eso sería bastante obvio, y no dicta que se tiene que hacer o no en un país “de forma pública”, eso incitaría a muchas preguntas y sospechas en países donde la monarquía son solo figuras “representativas” y de “promoción” o “relaciones publicas” respecto a otros paises, simplemente figuras diplomáticas. Lo que hacen y cómo funcionan es muy diferente, pues desde el nivel 5 están en contacto con las figuras más importantes de la sociedad, desde otros “nobles” o personajes con títulos nobiliarios heredados de antaño, hasta empresarios o políticos de “segunda fila” que no tienen tanta imagen pública pero tienen mucho poder, hasta personas con influencias en todas las esferas sociales de nuestra civilización de lo que poco se oye hablar en los medios de comunicación. Así, cuando el nivel 3 y 4 deciden ejecutar tal o cual acción en tal o cual país, se comunican con el llamado “comité de los 11” que ya vimos también en el libro anterior y que está compuesto, como veremos en el capítulo siguiente, por diferentes personalidades muy influyentes, algunas públicas y otras no, en cada país del planeta. Estos personajes, siendo empresarios, políticos de alto nivel, personalidades sociales o muy importantes, son recibidas en audiencia de vez en cuando por los monarcas, comparten aficiones y son vistos junto a ellos en eventos deportivos, sociales, empresariales, etc. Siempre bajo una apariencia de total normalidad y protocolo, en las reuniones a puerta cerrada, y esto lo sabemos por monitorización de nuestros Yo Superiores y guías que hacen las labores de obtención de información sobre el estado de la situación en el planeta, se van indicando y traspasando esas indicaciones globales y genéricas sobre lo que debe ser ejecutado o trasladado a otras esferas de poder de otros niveles con los que la realeza tiene contacto y hace de intermediario. Esto viene a decirnos que todas las monarquías del planeta, en su momento llegaron al nivel 5 de poder porque tenían la mayor capacidad de los estratos sociales para poder llegar al mayor número de personas posibles con sus decisiones, y, por ese motivo, asimoss decidieron otorgarles privilegios de todo tipo a cambio de sumisión a ciertas órdenes y con contrato de “servicio” permanente generación a generación. Esto no quiere decir que el rey actual del país que sea haya hablado con un asimoss y se haya ofrecido a colaborar, quiere decir que desde que naces en alguna casa real, ya te van preparando para la doble función que has de realizar: por un lado, cumplir con el rol institucional y diplomático que la monarquía tenga en cada estado, y por otro, cumplir con las obligaciones de gestión de tu país haciendo de puente entre los diferentes niveles de poder que vienen a darte información y órdenes, las cuales tú has de trasladar hacia los niveles de ejecución inferiores. Esto, por otro lado, también significa que es posible que ningún miembro de ninguna casa real haya tenido nunca contacto con ningún asimoss o con ningún miembro del nivel 3 y 4. Ellos tampoco tienen interés, posiblemente, en tenerlo. Reciben informaciones, instrucciones y órdenes del “comité de los 11” y las han de pasar y gestionar hacia el nivel 6 y 7 del mismo sistema de control. Mientras hagan esta labor, se les permite tener todos los caprichos que quieran, hacer lo que quieran en su posición real y ocuparse de sus vidas y de sus “súbditos” de forma pública como consideren apropiado. Puesto que dentro de las casas reales también hay grados jerárquicos, ya habíamos mencionado que todas ellas dependen de la casa real de Inglaterra que posee el mayor nivel de poder dentro del nivel 5, y entre ellas también hay ciertas rivalidades por obtener más cuota de control sobre áreas de influencia política y económica de cuantos más
paises mejor. Esto es obvio si conocemos que la reina de Inglaterra es reina de todos los países de la Commonwealth, en papel o simplemente tras las bambalinas, así como los monarcas de España tienen poder, entre bambalinas, sobre países de Latinoamérica y otras dinastías reales lo tienen sobre países asiáticos o africanos. No son “jurisdicciones” escritas en la constitución de esos países a nivel político, son los entramados de poder del nivel 5 del sistema de control y son los que, como decimos, reciben instrucciones de un lado y solo tienen que seguir haciendo el rol de pasarlas a otros para que las pongan en marcha. Esto también les exonera de algunas repercusiones “kármicas”, pues no ejecutan nada en contra de nadie directamente, lo cual, a la vista de procesos “cósmicos” no es un problema como lo pueden ser las acciones que ejecutan y ponen en marcha más directamente los niveles 6 a 10 que explicaremos ahora. Así, llegamos a estos niveles. Empecemos por el nivel 6. ¿Cómo es que existen estos niveles de poder medidos en grados jerárquicos si cada organización “esotérica” y “mística” tiene su propia estructura? Así es de cara al exterior, de cara al público, de cara a los estudiosos de las sectas y grupos ocultistas, que se encuentran con una miríada de organizaciones antiguas, las más conocidas ya las hemos mencionado: la masonería, los rosacruces, los martinistas, las ordenes alquimistas, y todos los grupos derivados de ellos a lo largo de los siglos. Pero casi todas estas órdenes tienen su origen en el antiguo Egipto, otras siendo más modernas, y fueron formadas en sus inicios por los propios asimoss y los clanes lhumanus en poder. Por lo tanto, son derivaciones de una única “logia” que solo se ramifica en la superficie y de cara al observador exterior, siendo luego en su estructura central de coordinación, una única “unidad” y “organización” que es la que rige los grados jerárquicos de todos sus miembros que van desde el grado 34 hasta el grado 360. Como ya vimos en el libro anterior, los grados del 1 al 33 o los grados equivalentes en el resto de organizaciones místicas y esotéricas son solo los “grados públicos”, los que se ofrecen a todo aquel que esté interesado en temas místicos y ocultistas, y solo si terminas el grado 33 o equivalente y eres escogido, puedes pasar al grado 34, y entonces ya perteneces al nivel 10 del sistema de control donde se puede iniciar toda tu “carrera profesional” dentro de esta estructura de gestión de la humanidad. Entonces, ¿Cómo se comunican los miembros del nivel 6, aquellos que están en el círculo de poder más alto de la estructura de organizaciones “secretas” con los miembros de la realeza, que son miembros del quinto círculo? Lo hacen a veces con tanta naturalidad y a la vista de todos, que nos haría reír si supiéramos que cuando personajes influyentes del mundo de la política, religión, economía o la sociedad en general se reúnen con el monarca o asisten a eventos “oficiales”, una vez toda la puesta en práctica de los actos públicos ha concluido y pueden hablar en privado, es cuando se transmiten con total tranquilidad las instrucciones o informaciones que, desde el “comité de los 11” se hacen llegar a los miembros de las casas reales y estos hacen llegar a los miembros del nivel 6. No hay aquí envío de mensajes por WhatsApp, por emails o por correo certificado o valija diplomática. Son encuentros cara a cara, a puerta cerrada, y es la razón también por la cual todos los miembros de casas reales tienen una agenda pública tan grande inaugurando cosas, yendo de una ciudad a otra, encontrándose con otros mandatarios, asistiendo a conferencias con empresarios o participando en eventos deportivos.
Historia del cristianismo
En el 325, en el concilio de Nicea, Constantino el grande crea la iglesia catolica tras un genocidio de 45.000 Cristianos, donde los torturó para que renunciaran a la Reencarnación. Al mismo tiempo se recopilan los libros religiosos de todas las aldeas del imperio y crean así LA BIBLIA.
En el 327, Constantino conocido como el emperador de Roma, ordena a Jeronimo traducir la versión Vulgata en Latin, cambiando los nombres propios hebreos y adulterando las escrituras.
En el 431, se inventa el culto a la VIRGEN.
En el 594, se inventa el PURGATORIO.
En el 610, se inventa el título del PAPA.
En el 788, se impone adoraciones a las deidades paganas.
En el 995, se cambió el significado de kadosh(apartado) por santo.
En el 1079, se impone el celibato de los sacerdotes>>palabra totalmente católica.
En el 1090, se impone el Rosario.
En el 1184, se perpetra la Inquisición.
En el 1190, se venden las indulgencias.
En el 1215, se le impone la confesión a los sacerdotes.
En el 1216, se inventó del papa Inocenzo lll, el cuento del terror del pan (un dios de la mitología griega), que se convierte en carne humana.
En el 1311, se impone el batesimo .
En el 1439, se dogmatiza el inexistente PURGATORIO.
En el 1854, se inventa la inmaculada Concepción.
En el 1870, se impone lo absurdo de un papa infalible, en el se inventa el concepto de Contratación
Hay más de 2500 cosas inventadas por esta religión para esclavizar al ser humano con el Cristianismo…
Las religiones y sus Dioses fueron creadas como un medio de MANIPULACION y NEGOCIO. Como parte de la EVOLUCIÓN del ser humano está el LIBERARSE de estos medios de manipulación. Aunque poco a poco el ser humano está en la era del DESPERTAR, los jóvenes cada día son MENOS RELIGIOSOS dos generaciones más y la religión Católica estará en su ocaso. (Deseo ver ese momento)
Todo será parte de nuestra EVOLUCIÓN.
De ti depende seguir creyendo lo que ahora crees que es la verdad absoluta, porque no te has cuestionado….cuestiónate y verás que todas las religiones son un invento…del hombre.
Allá donde sea necesario una reunión discreta (no todo el mundo puede ir a palacio regularmente sin despertar sospechas o sin un motivo fundado), allá se desplazan los reyes de turno o algún miembro de la casa real para poder llevar a cabo las tareas asignadas. Como decimos, al hacer solo de intermediarios y no ser ellos los ejecutores o los que ponen en marcha ningún plan de control, tienen una vida relativamente tranquila y opulenta sin mayores complicaciones. Luego, la estructura del nivel 6. ¿Cómo funciona? Como en cualquier organización jerárquica, siempre el CEO o director traza las líneas maestras de los planes que ha recibido de forma genérica y debe planificar su aplicación a nivel más práctico, siendo ya, desde este nivel hasta el nivel 10 en casi todos los casos, los que ejecutan la orden “físicamente”. Por ejemplo, en el caso del coronavirus que nos ocupa en esta época del año, son los miembros del nivel 6 y 7 los que han tenido que ordenar literalmente “soltar” el virus físicamente para que pudiera darse el contagio de los primeros seres humanos. No lo han hecho ellos, lo han ordenado a miembros de rango inferior que son los que han tenido que ir al mercado chino físicamente y abrir los tubos con el virus físicamente en los alimentos físicos para que las primeras personas lo contrajeran. Así que, para estas personas, sí que hay repercusiones “kármicas”, porque sí que están ya ejecutando algo contra el bien mayor de la humanidad, pero, como hemos mencionado, para evitar males mayores, lo único que han creado es un pequeño virus parecido al de la gripe sin mayores consecuencias que las que tiene una gripe cada año, de la que también mueren miles de personas sin la psicosis creada por esta pandemia. Luego, se han encargado desde el nivel 6 y 7 de hacer que todos los medios de comunicación, todos los directores de empresas y medios audiovisuales, todos los propietarios de fábricas y sistemas de producción, que pertenecen en muchos casos a los niveles 8, 9 y 10 del mismo sistema de control dentro de la misma organización “esotérica” (la única que hay pasado del grado 34) se encarguen de hacer tambalear la economía, de cerrar cadenas de suministros, de bloquear los procesos que mantiene al mundo en funcionamiento, etc. ¿Ellos que reciben a cambio? ¿No tienen consciencia de lo que están haciendo y no ven que están siendo manipulados? Si, y no, a la vez. Recordad que dijimos que cuando entras en el sistema de control es porque te eligen. Tú no puedes pedir ser un miembro del sistema, “ellos” tienen que ver si puedes serlo y, si es el caso, entones se producen los contactos necesarios. Por lo tanto, pocas personas que tengan un nivel de consciencia, empatía, bondad y que se preocupen por los demás entrarán nunca a formar parte del sistema de gestión de la humanidad. Además, para asegurar que realmente vas a seguir órdenes, habíamos mencionado que todo miembro de estas logias y grupos místicos a partir del grado 34 recibe y pasa por “iniciaciones” más potentes y profundas que aquellas que se hacen en los grados inferiores y que no van más allá de simples meditaciones en casa o de pequeños rituales en las logias cuando pasas de un grado importante a otro. Estas iniciaciones de “grado” sirven para ir habituando al neófito a pasar por algo mayor cada vez que sube en la jerarquía y, si en algún momento llega a pasar al grado 34, estará ya acostumbrado a participar en ceremonias donde su campo energético es manipulado y alterado así como parte de su personalidad, sin que llegue a ser drástico (como en películas que hayamos visto) para que lleve a cabo sus funciones y cumpla instrucciones a la vez que mantiene su vida pública y sus negocios u obligaciones. En general, los miembros del nivel 6 al 10 son personas que posiblemente, en algún momento, hayamos visto en las noticias o en algún medio de comunicación por alguna u otra razón, sobre todo las más “expuestas” a la opinión pública por sus funciones, mientras otros miembros son más anónimos y trabajan más en la sombra, pero siguen siendo parte de consejos directivos de empresas, dueños de conglomerados financieros, representantes políticos, familias y linajes importantes y poderosos en la sociedad[6], etc. Así, cuando a un miembro de nivel 6 o 7 le llegan instrucciones de hacer algo, y encarga su ejecución a miembros de los niveles del 8 al 10, estos simplemente ya tienen los medios económicos, sociales y herramientas y estructuras para llevarlos a cabo, pues la mayoría de grandes empresas del planeta son suyas o tienen poder sobre ellas y el resto de la población dependemos de estas empresas para casi todo lo que necesitamos en el día a día de nuestra vida. No es de extrañar que así sea sencillo gestionar toda la población y toda nuestra sociedad, pues los niveles del 6 al 10 están repartidos por todo el globo y no necesitan moverse mucho para ejecutar sus planes. El nivel 5 tiene que irse desplazando por todo el planeta con miles de actos oficiales “reales” para poder ir repartiendo instrucciones e informaciones y los niveles 3 y 4, y el “comité de 11” que ahora vamos a ver, solo tienen que ir recibiendo instrucciones de asimoss y buscando la forma de llevarlas a la práctica para que luego sean ejecutadas por los estratos inferiores de este sistema de control y poder.
Topí, David. Dinámicas de lo Invisible Volumen 3

17. Estructura de poder del “comité de los 11” y cómo trabajan con gobiernos y poderes nacionales para la gestión de cada país

¿Por qué hace falta un comité “nacional” que gestione y coordine los planes de los niveles 3 y 4 a nivel local si ya tenemos las conexiones de la monarquía y realezas distribuidas por todo el globo y haciendo de interfaz con los niveles “ejecutores” de los círculos de poder del 6 al 10? Cuando se creó el nivel 3 y 4 en la época de Moisés, la estructura de poder era muy sencilla y poco enrevesada. Siempre los jefes o miembros más ancianos de cada tribu o clan ostentaban el poder y a ellos se les debía obediencia completa, estos recibían las órdenes directamente de sus “dioses”, a veces directamente del “humano” en el nivel 2 o a veces directamente de asimoss o amoss, con los que interactuaban con relativa facilidad. Sin embargo, a medida que la población humana fue creciendo y expandiéndose por el planeta, fue patente la necesidad de tener “delegaciones locales” de las familias y tribus más poderosas (las 12 que integran hoy en día el nivel 3) para poder llevar a cabo con eficacia las instrucciones que recibían de aquellos que nos habían creado. Por lo tanto, se fueron creando en las diferentes zonas del planeta donde ya existían culturas y civilizaciones avanzadas y en creciente número en cuanto a población, grupos de poder que respondían directamente a los patriarcas de las tribus hebreas y que, sin pertenecer al nivel 3 o 4, pues estos puestos estaban asignados a los miembros de mayor rango de esas “familias”, se les otorgaba cierto poder de “mando” en las zonas a las que habían sido designados. Por ponerlo con un ejemplo “actual”, es el equivalente a las embajadas diplomáticas que todos los países tienen por todo el planeta, para interactuar con el resto de sociedades y culturas, preservar sus intereses, establecer lazos culturales y comerciales, etc. De algún modo, en sus inicios, así fue como se estableció el “sistema de poder local” que, con el tiempo, se convirtió en un grupo secreto que tenía contactos con cada estrato de poder en cada país o región y a través de múltiples siglos de infiltración y de manipulación, de tomas de poder y de control directo o indirecto, llegaron poco tiempo después de haber recibido el conocimiento de la cábala de manos de Enlil (los 10 mandamientos de la Biblia que Yahvé le entregó a Moisés) a poseer una estructura bien consolidada en las principales zonas habitadas del planeta en aquella época. Entonces, ¿por qué son once y no son doce? Tal y como dijimos en el libro anterior, para poder coordinarse y llevar a cabo eficazmente las instrucciones que recibían de los niveles superiores, una de las 12 tribus originales, la de Moisés, propuso un pacto y un acuerdo a las demás. Ellos se quedarían con toda la gestión de la humanidad a nivel de coordinación, mientras que el resto de miembros de las 11 familias restantes serían los ejecutores y quienes tendrían el poder “legislativo” y “decisorio” sobre la manera de llevar a cabo esas instrucciones. De esta manera, los patriarcas y miembros del tercer círculo de poder decidieron crear un comité con un miembro escogido por cada tribu o clan para cada zona habitada de entonces, creando un “comité local de 11 miembros” que serían designados uno por cada uno de los clanes que forman el nivel 3 de poder. De esta manera, poco a poco, en cada zona del planeta donde hubiera un asentamiento humano, se creó un comité de 11 personas que respondían directamente a los niveles 3 y 4, pero que no formaban parte de estos, sino solo hacían de eslabón y apoyo al nivel 5 y al nivel 6 en algunos casos, estando directamente coordinados por el nivel 4. Por lo tanto, muchas veces, los miembros del nivel 5 del sistema de control, las monarquías y realezas del planeta, no han trabajado ni visto ni hablado nunca con un miembro de los niveles 3 o 4, sino que siempre son intermediarios de los comités “locales” los que llevan y traen instrucciones, hacen acuerdos, entregan información u órdenes, etc., casi siempre al nivel 5 y en ocasiones puntuales directamente al nivel 6. ¿Y quiénes son estas personas de estos comités nacionales? ¿Hay realmente uno en cada país del planeta incluso en épocas donde se van creando nuevos países? Correcto, en estos momentos hay más de 200 comités “nacionales”, pues no hay país en el globo que no tenga uno, estén o no basados directamente en ese país pues, por ejemplo, los comités que gestionan islas o paises tan pequeños como los de Oceanía, están basados en Australia o Nueva Zelanda, pero si esas islas y su población son necesarias para cualquier cosa, ellos se encargan de contactar con los dirigentes de sitios como Nauru, Samoa, Tuvalu o todos los demás lugares que son muy pequeños y diminutos, pero que no por eso deja de haber un grupo de personas que, respondiendo ante el nivel 3 y 4, dirigen la vida política, económica y social de esas zonas. Por lo tanto, si nace un nuevo país, producto de las decisiones del sistema de control, dividiendo naciones más grandes en trocitos para poder controlarlas mejor, simplemente se crean los comités locales que van a regir esos nuevos países y se instalan en ellos, ya con los lazos del poder bien establecidos y los recursos y capacidades y el apoyo del resto de comités del entorno para su gestión. Luego, además de los comités “nacionales” existen comités de coordinación supra-nacionales y “continentales”. Por ejemplo, toda Europa está regida y coordinada por el comité de Israel, que tiene el propio comité local o nacional, pero a su vez es la sede para el supra-comité de 11 miembros que rigen toda Europa, de manera que las instrucciones para lo que “tiene que pasar en Europa” son emitidas desde las bases operativas de este grupo a todos los comités locales, habiendo sido recibidas por los canales de comunicación con los miembros de los niveles 3 y 4. De la misma manera, en cada continente y zona de influencia hay un supra-comité que coordina el trabajo de los grupos más pequeños a nivel nacional. ¿Y quién forma parte de estos comités nacionales? ¿Se puede pertenecer a ellos si tienes mucho poder o influencia? No, para empezar, tienes que estar emparentado con alguna de las 12 familias descendientes de las doce tribus de Israel y debes ser “elegido” por los miembros de los comités supra-nacionales que a su vez han de obtener el visto bueno del nivel 4 como mínimo. Esto hace que si no eres judío de un linaje determinado, no puedes pertenecer a este sistema de control, en este nivel y, por lo tanto, es un círculo de poder cerrado y muy protegido por lazos familiares, aunque sean distantes y los miembros no se conozcan entre sí ni mucho menos se reúnan todos para celebrar juntos la Navidad, por poner un ejemplo. Luego, además de formar parte de alguna de estas familias, debes poseer una posición social, económica, política o cultural que te dé acceso a personalidades del nivel 5 y 6, de manera que también has de pertenecer a esa élite dentro de la élite y hacer tu papel de empresario, por ejemplo, si has de verte en una convención con un miembro del nivel 6 que es el dueño de ciertas empresas que serán las encargadas de poner en práctica aquellas instrucciones que tú has recibido de tus niveles superiores. De esta manera, solo una pequeña parte dentro de una pequeña parte de la élite mundial, pertenece a estos comités nacionales y solo una pequeña parte tiene acceso a la información y contactos con los niveles 3, 4 y 5. El poder se protege así de interferencias e infiltraciones, y trabajan entre bambalinas bajo una apariencia de total normalidad en el mundo de los negocios o la política cuando toca, y a puerta cerrada y sin nadie que pueda sospechar nada, cuando es necesario cumplir con las obligaciones del sistema de control iniciado por asimoss. ¿Qué obtienen a cambio los miembros de “
comités nacionales”?’ Obtienen recursos económicos, poder y estatus dentro de sus propios comités, donde hay jerarquías y micro-grados de poder entre ellos, obtienen la posibilidad de pasar a formar parte de supra-comités continentales desde donde tienes poder para dirigir o coordinar acciones de todo un continente y obtienes acceso a conocimiento, tecnología y muchas otras cosas que asimoss y amoss otorgan al nivel 3 y 4 según van considerando necesario y estos van pasando a los comités locales cuando es importante o requerido, o simplemente como “premio” por el trabajo realizado. Huelga decir que, posiblemente, ningún miembro de ningún comité local ha dialogado nunca con un asimoss, en general, la interfaz es solo a través del nivel 3 o 4 y muchas veces ni siquiera son los asimoss los que se encargan de ello, sino el “humano” del nivel 2 que se encarga de la gestión del grupo de nivel 3. Todo siempre muy compartimentalizado, todo siempre muy secreto, todo siempre a escondidas, todo siempre intentando que ni siquiera el resto de miembros del resto de círculos de poder sepan ni una coma más de lo que les toca saber para poder llevar a cabo las funciones que se esperan de ellos, a cambio del poder económico y de control que se les ofrece a cambio. ¿Cómo se reparten entonces las áreas de trabajo? ¿Todos hacen de todo o hay miembros especializados en diferentes sectores de la sociedad? Esto último es lo correcto. De estos once miembros de cada comité nacional, cada uno está especializado y encargado de la gestión de eventos y proyectos y procesos en un área determinada. Estas áreas son: 1) medios de comunicación y manipulación de la opinión pública, 2) relación con gobiernos, presidentes y políticos en el cargo, 3) control y gestión de la economía nacional y relación con bancos e instituciones financieras, 4) control de “daños” y distorsión de la información, 5) gestión de las religiones y grupos religiosos dentro del país, 5) interacción con el conglomerado empresarial y financiero “de élite” de cada nación, 6) enfermedades y sistemas de salud nacional (los que se encargan de la relación con las farmacéuticas y de las diversas pandemias y enfermedades que cada año se crean para mantener a la población en los niveles de salud más mediocres posibles), 7) coordinación con otros comités nacionales y supranacionales, 8) gestión de las fuerzas militares y ejércitos nacionales (se usan cuando se requiere a través de cualquier excusa que un país mande soldados a otro), 9) ecosistema y “cambio climático” (se ocupa de todo lo que tiene que ver con la gestión de los procesos referentes a los temas medioambientales en el país), 10) energía y suministros (gas, petróleo, energías renovables, etc.) y 11) control “metafísico” de un país a nivel de trama sagrada común, destino de ese país, futuros posibles a implementar en su inconsciente colectivo, etc. Estas once áreas que luego se subdividen en pequeños departamentos o sub-áreas están coordinadas por los 11 miembros nacionales y, a partir de ahí, es cuando se puede llevar a cabo la implementación de todas las instrucciones recibidas de los niveles superiores. Por otro lado, ¿Cómo interactúan estos “comités nacionales” con un tipo Trump, Putin, Merkel, Erdogan o un Xi Jinping? ¿Tienen contacto directo y dan instrucciones “directas” a los políticos y líderes “públicos”? Tampoco. En general se hace a través de sus asesores, siendo muchos de estos “asesores” miembros ellos mismos de los niveles 6 al 10 del sistema de control. Es mucho más sencillo trabajar cuando no estás en el foco de la opinión pública y del escrutinio de los medios de comunicación (que ellos manipulan y poseen, pero que no conviene que estén siempre observándote o haya periodistas con interés en investigarte), de manera que si hay que reunirse para tratar un tema o dar unas instrucciones a los miembros de un gobierno, no siempre se hace o es conveniente hacérselo llegar directamente al presidente tal o al mandatario cual. Por otro lado, tampoco se presentan como “órdenes” sino como líneas maestras de la política a seguir, consejos a implementar e ideas sobre cómo manejar la política doméstica e interior y la agenda internacional. Todos los presidentes y mandatarios de todos los países que han sido elegidos en elecciones, más o menos apañadas o manipuladas por estos propios comités hasta donde pueden llegar, necesitan decenas de asesores para que les coordinen las agendas y eventos, las políticas de cada área de gobierno y las decisiones más importantes que se han de tomar. Sin ellos, no se puede gestionar un país ni sacar adelante un gobierno, y, por lo tanto, aquí es donde es más fácil insertar las agendas del sistema de control disfrazadas de mil maneras diferentes, presentadas con decenas de matices y unificadas en colaboración con los comités de otros países para que se pueda llevar la coordinación global a gran escala de manera más sencilla y operativa. Sin estos “comités nacionales” la coordinación no sería imposible, pero si más difícil, pues las monarquías y miembros de casas reales están sujetos regularmente al escrutinio público y siempre hay cámaras y micrófonos cerca de ellos, en prácticamente todos los eventos oficiales a los que puedan asistir como “pantalla” para poder luego llevar a cabo sus reuniones privadas o discutir las instrucciones recibidas. Teniendo un comité nacional en cada país, tienes mucha más libertad para trasladar las instrucciones de niveles superiores y coordinar las acciones con los niveles del 6 al 10, para que todo funcione, desde su punto de vista, con la mayor eficacia posible tal y como ha funcionado en los últimos 2500 años o más.
Topí, David. Dinámicas de lo Invisible Volumen 3

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *