Etiqueta: ego

La evolución de la conciencia

El gran mérito de Wilber desde la perspectiva de la historia de la filosofía, es haber delineado los cuatro Rostros del Espíritu mediante los cuatro cuadrantes, es haber cartografiado los caminos de la evolución de la conciencia (1)(Grof, 1994) y haber señalado la profundidad que debe ser descubierta por cada uno de nosotros mediante la meditación. Wilber también nos describe un mundo chato dominado por el materialismo científico que impide con su dogmatismo epistemológico la integración con el Espíritu. No obstante, Wilber nos deja un análisis hermenéutico de la historia del pensamiento y de la evolución de la conciencia como pocos en el mundo, no en vano, es considerado como el “Einstein” de la conciencia.
“…Pero en algún momento entre los 15 y los 24 meses, el yo emocional comienza a diferenciarse del entorno emocional, lo que puede llamarse el “nacimiento psicológico del niño”. Es precisamente en ese momento en el que el yo pasa de la fase de fusión inicial a la fase de diferenciación del fulcro 2, cuando tiene lugar el “nacimiento emocional” del niño y comienza a despertar al hecho de que es un yo separado que existe en un mundo separado. Muchos teóricos consideran que este es el comienzo de la alienación, de la enajenación profunda, el dualismo básico, la escisión entre sujeto y objeto, el origen de la conciencia fragmentada. El mundo manifiesto es un lugar atroz y cuando los humanos toman conciencia de este hecho sufren terriblemente, y ese doloroso proceso es denominado como despertar. En ese momento, está comenzando a adentrase en el mundo del dolor y del sufrimiento, una pesadilla infernal ante la que solo tiene dos alternativas: regresar a la fusión anterior en la que no era consciente de la alienación, o seguir creciendo hasta llegar a superar esta alienación en el despertar espiritual. Cuando despertamos como yo emocional separado, con todo el gozo y el terror que ello implica, hemos trascendido realmente el estado de fusión anterior, hemos, en cierto modo, despertado, hemos ganado en profundidad y en conciencia, lo cual tiene su propio valor intrínseco…”

Los Miedos limitantes

Cambiar el mundo no pasa sino por cambiar nuestra frecuencia de vibración individual, modificar nuestra perspectiva de la realidad hacia aquello en lo que realmente queremos vivir, y luego arrastrar con nosotros a todos aquellos que tengan la misma concepción y visión, de forma que en conjunto, sea a nivel de grupo, a nivel local, a nivel de región o a nivel de país, esas personas vivan en una realidad que pueda no tener nada que ver con lo que esta pasando en cualquier otra parte del planeta. Por mucho que cueste entenderlo, infinitas realidades pueden coexistir a la vez, y millones de posibilidades se abren delante nuestro con cada uno de nuestros pensamientos, decisiones y acciones.
Todos tenemos miedos, fobias y aprensiones: miedo a hablar en público, miedo a relacionarnos con la gente, miedo a tener éxito (de los más comunes), miedo a que las cosas nos vayan bien, miedo a que nos quieran, miedo a que nos hagan daño, y así podría seguir. Estos miedos están ocultos en nuestro inconsciente y nos bloquean hasta que alguien o algo nos lo saca a la superficie y nos lo hace patente. Lo peor que alguien nos puede hacer es sacar a relucir una faceta nuestra que no queremos afrontar, pues eso significa ver reflejado de repente y tener que lidiar con algo que querríamos bien enterrado en nuestro interior. Sin embargo no existe mayor obstáculo para nuestro desarrollo personal que no querer afrontar y superar ese muro que nosotros mismos nos hemos construido en la mayoría de los casos

ENTENDIENDO EL EGO Gurdejieff…Los Nueve Rasgos, el cuarto camino..

Yo soy… ¿en qué se ha convertido entonces esta sensación entera de la totalidad de mí mismo, que experimentaba antes cuando pronuncié estas palabras en estado de recuerdo de sí? ¿Es posible que esta aptitud interior, adquirida al precio de tantas renuncias y automortijicaciones de todo tipo, justo hoy, que su acción sobre mi ser es más indispensable que el aire mismo que respiro, haya desaparecido sin dejar traza alguna? No; esto no puede ser. Tiene que haber otra cosa… de otra manera todo, dentro del mundo de la Razón, es ilógico. No; el poder de hacer esfuerzos conscientes y de asumir un sufrimiento voluntario no se ha atrofiado aún en mí. Todo mi pasado y todo lo que me aguarda exigen que yo vuelva a SER. Yo quiero… yo volveré a ser. Con mayor razón que mi ser es necesario no sólo para mi egoísmo personal, sino para el bien de toda la humanidad. Mi ser en realidad es más necesario a los hombres que todas sus satisfacciones y toda su dicha de hoy en día.

Entendiendo al Ego

Te advierto, quien quieras que fueres, ¡Oh! Tú que deseas sondear los arcanos de la naturaleza, que si no hallas dentro de ti mismo aquello que buscas, tampoco podrás hallarlo fuera. Si tú ignoras las excelencias de tu propia casa, ¿cómo pretendes encontrar otras excelencias? En ti se halla oculto el Tesoro de los Tesoros. ¡Oh! Hombre, conócete a ti mismo y conocerás el Universo y a los Dioses.”
Inscripción en el templo del Oráculo de Delfos

Ser Humano

Esfera pre-consciente/inconsciente Esfera subconsciente Esfera consciente- continuo
Esfera subliminal PROGRAMA EGO
MENTE Alma Cuerpos superiores:Emocional sup, intelectual sup, espiritual sup Espíritu Yo Superior o ser“SER”, niveles superiores en jerarquía a nuestro YS